Nuestra asociación

Historia

 

La Junta de Damas de Honor y Mérito es la asociación femenina no religiosa de carácter filantrópico más antigua de España, con más de 225 años de historia.

 

A lo largo de su historia la Junta de Damas ha sido precursora en reivindicar la igualdad y los derechos de las mujeres, abriéndose camino, a base de trabajo, en sus inicios en una sociedad entonces muy tradicional y cerrada. La centenaria e ininterrumpida andadura de la Junta de Honor y Mérito, ha demostrado sin ningún género de dudas que constituyó algo más que un “capricho impuesto por la moda” de las damas aristócratas madrileñas ilustradas, puesto que no desmereció nunca la decisión de la Sociedad Económica Matritense de promover su fundación. Rápidamente fueron capaces de tomar la iniciativa y de demostrar su capacidad. Más allá de fricciones y controversias, las palabras elogiosas por parte de los socios fueron constantes a lo largo de los dos últimos siglos. Ellas supieron ganarse a pulso respeto de las autoridades, la opinión pública y el digno y sincero aprecio del pueblo de Madrid por la dedicación y responsabilidad que demostraron en todas las tareas bajo su responsabilidad.

 

Sus reivindicaciones en pro de la igualdad, de ser consideradas como socias de pleno de derecho de la Matritense, constituyeron una pionera manifestación feminista, en favor de los derechos de las mujeres, que han continuado sus sucesoras durante más de dos siglos con admirable constancia y voluntad de trabajo. En algunos periodos de su dilatada historia constituyó un foro de discusión y debate al estilo de las academias científicas ilustradas. Sin perder de vista el compromiso cívico, en sus sesiones se debatían las novedades culturales y científicas, especialmente en medicina y educación.

 

 

"A lo largo de su historia la Junta de Damas ha sido precursora en reivindicar la igualdad y los derechos de las mujeres."

 

La Junta de Damas no fue nunca ajena a la realidad social y evitando los proyectos utópicos irrealizables, con la mira puesta en la protección de las mujeres más desfavorecidas, contribuyó a mejorar, con sus escasos medios, la sociedad. En cierta manera, el asociacionismo femenino de origen ilustrado cubrió, por primera vez, en centros ajenos a la Iglesia, todos los espacios vitales femeninos: el embarazo y el parto, el cuidado a la infancia, las niñas desvalidas, la educación de las jóvenes, el trabajo de las mujeres y las ancianas enfermas y pobres. Sin olvidar tampoco a otros colectivos marginados como las presas, a las que intentaban sacar de la pobreza y la delincuencia.

 

La Junta de Honor y Mérito, vinculada desde su creación a los miembros femeninos de la monarquía, que se mostraron siempre muy sensibilizadas con la labor de las damas, gracias a su labor ininterrumpida desde el siglo XVIII, ha mantenido vivo el espíritu filantrópico y de servicio a la sociedad que se propusieron sus fundadoras.

 

Actualmente, es un foro estrictamente femenino, compuesto por mujeres jóvenes, profesionales, modernas, activas y comprometidas, que ha recogido el admirable legado de sus predecesoras en favor de los derechos de las mujeres y continúa su meritoria labor a favor de colectivos desfavorecidos, especialmente mujeres y niños.

 

 

Socias y Damas de la Familia Real

 

Desde su fundación en 1787 los miembros femeninos de la familia real (reinas, princesas e infantas españolas) encabezaron el catálogo de socias. Su presencia no fue testimonial, pues muchas de ellas se implicaron activamente, protegiendo y ayudando económicamente a la institución a desarrollar sus actividades educativas y de beneficencia.

 

Constituida por 16 socias fundadoras, entre las que se encontraban: María Isidra Quintina de Guzmán y de la Cerda, hija de los condes de Oñate, que había sido nombrada doctora en Filosofía y Letras por la Universidad de Alcalá de Henares y, poco después, miembro de la Real Academia Española,  la condesa-duquesa de Benavente, Josefa Alfonso Pimentel y Téllez-Girón, que contaba con el respeto de todos por su talento y su vocación por el reformismo ilustrado y Josefa Amar y Borbón, la más destacada intelectual española de la época, que replicó a los dos socios de la Matritense con su Discurso en defensa del talento de las mujeres.

 

A lo largo del siglo XVIII y principios del siglo XIX las figuras femeninas más importantes de la Ilustración española formaron parte del catálogo de socias: desde escritoras y artistas a animadoras de la vida cultural madrileña y mecenas, en su mayoría aristócratas ilustradas, “protectoras de las luces”.

 

"Las figuras femeninas más importantes de la Ilustración española formaron parte del catálogo de socias."

 

Al finalizar 1787, tres miembros de la familia real encabezaban el catálogo de socias de la Junta de Damas: la Princesa de Asturias, María Luisa de Parma, y las infantas María Ana Victoria y María Josefa.

 

También fueron socias protectoras, la reina María Isabel de Braganza, segunda esposa de Fernando VII, y las infantas María Francisca de Asís de Braganza y Luisa Carlota de Borbón, esposas de los infantes.

 

Las siguientes esposas de Fernando VII, la reina María Amalia de Sajonia, en 1819 y, después, en 1829, María Cristina de Borbón y su madre, María Isabel de Borbón, infanta de España y reina de Nápoles, se incorporaron a la nómina de socias, como protectoras.

 

Entre 1828 y 1860 la Reina Isabel II, la reina madre María Cristina y la infanta Luisa Fernanda y apoyada por numerosos políticos de los partidos progresista y moderado, protegieron y apoyaron iniciativas pioneras y novedosas impulsadas por la presidencia de la Junta de Damas.

 

A principios del siglo XX la reina María Cristina de Habsburgo, donó a la Junta de Damas parte de los terrenos sobre los que se asentaría el complejo de la manzana de O’Donnell.

 

"Desde su fundación en 1787 los miembros femeninos de la familia real encabezaron el catálogo de socias."

 

 

Actividades

 

1. La supervisión y ampliación de las Escuelas Patrióticas (1787).

 

2. La dirección de la Real Inclusa de Madrid, creada en el siglo XVI (desde 1799).

 

3. La dirección del Colegio de Nuestra Señora de la Paz de huérfanas y desamparadas.

 

4. La creación y dirección de la Escuela de Enseñanza Mutua para niñas (1818), origen de la  

    Escuela Normal de Maestras de Madrid, creada en 1858.

 

5. La dirección de la Casa de Maternidad (1860).

 

6. El Asilo de los Hijos de las Cigarreras (1871).

 

 

La Manzana de O´Donnell

 

Entre 1903 y 1934, la Junta de Damas impulsó la construcción de varios edificios, configurados en torno al Asilo de San José, en el solar del que eran copropietarias (80%), con la Diputación de Madrid y con el Ayuntamiento, en la confluencia de las calles O’Donnell y Doctor Esquerdo, para que albergasen la nueva Inclusa, el Colegio de la Paz y la Casa de Maternidad.

 

En 1934, una vez finalizadas las obras, se firmó el acuerdo, entre la Diputación Provincial de Madrid y la Junta de Damas por el que éstas cedieron la propiedad de los terrenos sobre los que se situaban las instituciones, a la denominada Institución de la Beneficencia Provincial, pactando asimismo la salvaguarda de los intereses de la asociación femenina, referidos fundamentalmente: al destino de los terrenos cedidos a la protección de los que entonces eran sus usuarios: los colectivos en riesgo de exclusión, menores, ancianos y mujeres, a su papel en la gestión de las instituciones –a través de la denominada Institución Benéfico Provincial y a la no inclusión de la Iglesia en la cesión, para no contravenir la voluntad del fundador de la misma, el señor Bayo, que contribuyo con la construcción de la Iglesia, otorgando a la Junta de Damas de Honor y Mérito la gestión de la Fundación constituida con los fondos donados.

 

"Iglesia de Nuestra Señora de la Paz, propiedad de la Junta de Damas de Honor y Mérito, de uso público"

 

Actualmente, las dependencias del Colegio de la Paz de la calle O’Donnell las ocupa una Residencia de la Tercera Edad de la Comunidad de Madrid, y, comunicada con ésta, se encuentra la Iglesia de Nuestra Señora de la Paz, propiedad de la Junta de Damas de Honor y Mérito, de uso público y al servicio de la indicada Residencia, con un capellán Rector con vivienda en la misma manzana.

 

En nuevos edificios construidos sobre la manzana de O’Donnell se sitúan el Hospital Materno Infantil dependiente del Hospital Gregorio Marañón, los servicios administrativos de la Consejería de Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid y en el Edificio de la calle Doctor Castelo, que ocupaba el antiguo Hospital Infantil, en la planta baja: el Centro Regional de Coordinación y Valoración Infantil (CRECOVI) de Atención Temprana de la Comunidad de Madrid. La Junta de Damas de Honor y Mérito, por acuerdo de la Institución Pública Provincial, tiene asignado el uso de la Planta Primera el Edificio de la calle Doctor Castelo. Tras un riguroso y exigente proceso de selección, ha reasignado temporalmente el espacio a la Fundación Menudos Corazones y a la Federación Española de Enfermedades Raras en atención al alineamiento de los fines de estas entidades con los de la propia Junta de Damas de Honor y Mérito y a la maximización de sinergias para los fines de éstas que se deriva del uso del espacio.

 

"Reasignado temporalmente el espacio a la Fundación Menudos Corazones y a la Federación Española de Enfermedades Raras en atención al alineamiento de los fines de estas entidades con los de la propia Junta de Damas de Honor y Mérito."

 

 

 

 

 

La actualidad

 

"La Junta de Damas de Honor y Mérito, desde 1934, viene participando en la dirección de la Institución Benéfico Provincial."

 

La Junta de Damas de Honor y Mérito, desde 1934, viene participando en la dirección de la Institución Benéfico Provincial, que agrupaba a todos los establecimientos de beneficencia, colaborando con la Diputación Provincial. Actualmente, forma parte del Consejo Rector de Institución Pública Provincial (sucesora de la anterior) junto a la Comunidad de Madrid (Decreto 39/2000, de 9 de marzo, de la Institución Pública Provincial de la Comunidad de Madrid) que tiene como fin la prestación de los servicios sociales y sanitarios atribuidos al Colegio de la Paz (antiguo Asilo de San José), el Instituto Provincial de Puericultura (nueva Inclusa) y la Casa de Maternidad, tales como la atención especializada en las áreas maternoinfantil, de la tercera edad y de discapacitados físicos y psíquicos, y a través del cual la Junta de Damas de Honor y Mérito pretende continuar cumpliendo debidamente sus fines y salvaguardar la afección del patrimonio donado a los fines que lo condicionan, en colaboración con la Comunidad de Madrid.

 

"La Junta de Damas de Honor y Mérito pretende continuar cumpliendo debidamente sus fines y salvaguardar la afección del patrimonio donado a los fines que lo condicionan, en colaboración con la Comunidad de Madrid."

 

 

 

Nuestro Futuro

A. Consolidación de la participación activa de la Junta de Damas de Honor y Mérito como miembro del Consejor Rector de la IPP, al margen de los cambios políticos y socio-económicos, convocando y liderando las comisiones de seguimiento para la puesta en marcha y seguimiento de temas estratégicos, tales como:

 

  • El mantenimiento de fines y usos de los edificios que forman parte de la Manzana de O’Donnell, poniendo especial énfasis en los usos sociales y socio-sanitarios frente a los administrativos, así como la búsqueda permanente de sinergias entre los proyectos que en los mismos se desarrollen.
  • Valoración de proyectos (asignación y usos) de terreno en la Manzana de O’Donnell con edificabilidad disponible.
  • Rehabilitación del Edificio de la esquina de Doctor Castelo y Doctor Esquerdo, llamado “Casa del Cura” para su destino a fines sociales y socio-sanitarios.
  • Restauración de la Finca de Medina del Campo (antiguo centro vacacional para niños y ancianos) y su transformación en “Espacio de Recreo y Desarrollo adaptado a personas con discapacidad”, como respuesta a la demanda de distintas Asociaciones y puesta a disposición de las mismas.

 

B. Búsqueda permanente de nuevos proyectos adaptados a la realidad actual española, manteniendo el espíritu de apoyo y colaboración con la Administración Pública y con el fin último de dar respuesta a aquéllos problemas sociales a los que ésta aun no llega. Actualmente tenemos en fase de análisis para su posterior puesta en marcha:

 

  • Plan de Carrera Profesional dirigido a promover la Formación y  Empleabilidad de Cuidadores (madres o familiares) de personas dependientes, que en un momento de su vida tienen que dejar sus puestos de trabajo para dedicarse al cuidado de familiar con algún tipo de discapacidad, para facilitar su inserción/reinserción en el mercado laboral.
  • Plan de Carrera Profesional dirigido a promover la Formación y Empleabilidad para Jóvenes de FEDER y Menudos Corazones, como proyecto piloto, a desarrollar en colaboración con otras Instituciones públicas y privadas, Universidades y Empresas, y ampliable en el futuro a otras Asociaciones y colectivos.
  • Rehabilitación y conservación de la Iglesia de Nuestra señora de la Paz. Edificio singular, declarado de Protección Especial, ampliando sus usos a otros de carácter social adicionales a los actuales.
  • Plan Estratégico de la Junta de Damas, con el fin de dotar a la asociación de mayor visibilidad y medios, aprovechando las sinergias y el apoyo de sus asociadas y acometiendo proyectos de impacto social para seguir creciendo y aportando valor a nuestra sociedad.

 

 

CONTACTO

Junta de Damas
Doctor Esquerdo 44
28009 Madrid

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Junta de Damas

Página web creada con 1&1 Mi Web.